8C+

La dificultad de una vía, el esfuerzo y el entrenamiento necesarios para alcanzar un objetivo, el hombre que se encuentra con la naturaleza más salvaje para superar un reto… Nuestro vino 8c + representa, del mismo modo, la satisfacción de un resultado, de un trabajo bien hecho; una viticultura difícil y salvaje que nos aporta territorio; un Montsant característico por su garnacha fresca y especiada que da paso a un mazuelo potente y estructurado. Aromas de tierra y de fruta madura, de vendimias tardías, con una acidez agradable y contenida y un paso por boca vivo y fresco, complejo y libre como nuestra tierra. Como la escalada.

COSECHA: 2013

VARIEDADES: 80% garnacha tinta y 20% cariñena.

TIPO DE VID: Viñas plantadas en vaso, de 40 a 75 años.

VINIFICACIÓN: En depósitos de cemento, dos remontados diarios con oxígeno para favorecer la respiración de las levaduras, maceración post-fermentativa de 4 a 6 días.

CRIANZA: La cariñena tiene una crianza con barrica de 18 meses y la garnacha es fresca, sin bota.

TEMPERATURA DE SERVICIO: 16-17ºC

NOTA DE CATA

NARIZ: Fresco y especiado. Notas balsámicas y silvestres de la cariñena, aromas de fruta roja más madura.

BOCA: Intensa, manteniendo la frescura. Sabores de moras, arándanos, especies de regaliz, canela y pimienta.

VISTA: Limpio, brillante, capa media, con tonos violáceos y vivos.

Noticias relacionadas

Hablan del 8c+

Maridaje

Podemos disfrutar de este vino acompañando jamón Ibérico, bacalao a la lata, pescados al horno, atún, carnes blancas guisadas, pato al horno …

INGREDIENTES
PARA 4 PERSONAS

4 lomos de bacalao desalados
1 diente de ajo
perejil
harina
aceite de oliva virgen extra
1 vaso de vino blanco
2 cucharadas de pimentón dulce
400 g garbanzos cocidos
guindilla fresco rojo

PREPARACIÓN

– Hacemos caldo de bacalao con 2 litros de agua mineral y un fin de bacalao. Dejamos que hierva 25 minutos y luego dejamos que repose 25 minutos más.

– Hidratamos durante 12 horas con agua mineral y una cucharada de bicarbonato, los 150 g de garbanzos.

– Hervir con el caldo de bacalao los 150 g de garbanzos pequeños.

– Ponemos aceite en una cazuela al fuego. Mientras se calienta, enharinamos el bacalao y freírlo ligeramente. Debemos dejar que quede crudo por dentro. Una vez frito, lo reservamos.

– En la misma cazuela, y con el mismo aceite, hacemos bailar un ajo laminado.

– Añadimos un vaso de vino blanco seco, la mitad del caldo y los garbanzos cocidos.

– Finalmente añadimos el bacalao por encima y ponemos la cazuela al horno 10 minutos a 220º.

– Pasado este tiempo, ya lo podremos servir.