Les Troies negro

COSECHA: 2018

VARIEDADES: 50% garnacha tinta y 50% cariñena.

TIPO DE VID: Viñas plantadas en vaso, de 20 a 60 años.

VINIFICACIÓN: En depósitos de cemento, un remontado diario con oxígeno para favorecer la respiración de las levaduras, poca extracción para mantener la frescura.

CRIANZA: No

TEMPERATURA DE SERVICIO: 14ºC

NOTA DE CATA

NARIZ: Fruta roja ácida, arándanos, frambuesas y especias.

BOCA: Sensación de dulzura, mucha frescura, recuerdos de frambuesa ácidos, especiados clásicos de la garnacha, pimienta negra y regaliz.

VISTA: Color intenso, vivo, con tonos azulados y morados que nos indican que se trata de un vino joven.

Noticias relacionadas

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

Hablan de Les Troies negre

Maridaje

Podemos disfrutar de este vino acompañando tapas, embutidos, platos ligeros, ensaladas, pan con tomate…

INGREDIENTES
PARA 4 PERSONAS

2 berenjenas
250 g de carne de ternera picada
150 g de morcilla
3 cucharadas de pisto en conserva
2 dientes de ajo
un puñado de avellanas
pimienta negra
un chorro de vino rancio
queso parmesano
perejil
aceite OVE
sal
agua mineral

PREPARACIÓN

Cortamos 2 berenjenas por medio, hacemos cortes cruzados y las ponemos en un tupper con una disolución de agua mineral y sal (50g / l), durante 30 minutos.
Deshacemos una salchicha de 150 g y la ponemos en un bol. Añadimos 250 g de carne picada de ternera, sal, pimienta negra y lo mezclamos todo.
Ponemos al fuego una sartén con aceite OVE, hay frotamos un ajo aplastado y asamos la mezcla de carnes.
Añadimos un chorro de vino rancio y dejamos evaporar el alcohol.
Sacamos el pisto en conserva de la nevera y añadimos 3 cucharadas a la carne. Lo dejamos cocer durante 5 minutos y reservar.
Sacamos las berenjenas de la disolución, las secamos con papel absorbente, añadimos sal, pimienta negra y un chorro de aceite OVE y las ponemos en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado. Las horneamos a 220º, durante 15 minutos.
Llenamos las berenjenas con el relleno y rallamos parmesano por encima.
Las volvemos a hornear 5 minutos más a la misma temperatura.
Picamos el mortero un puñado de avellanas.
Sacamos las berenjenas del horno y las servimos en un plato añadiendo la picada y perejil picado por encima.