FINALIZA CON ÉXITO LA VENDIMIA 2013

Estos días hemos terminado de vendimiar las viñas ubicadas en las zonas más tardías. Una vez terminada la campaña es momento de hacer una primera valoración y análisis de la añada.

Las previsiones apuntaban a que la vendimia de este año sería de buena calidad, y así lo ha sido. Si bien es cierto que hemos entrado menos cantidad de uva que otros años, hay que decir que a la vez hemos conseguido más graduación, más acidez y, por tanto, más calidad.

entrada 07-11-2013 -2

El retraso importante que ha sufrido la vendimia esta temporada es quizás la característica más destacable. El invierno frío que hemos pasado ha retrasado el brote; las precipitaciones de la primavera han contribuido al buen crecimiento de la vegetación; y el verano moderado, sin ser excesivamente caluroso, ha permitido que el fruto no sea muy grande y haya madurado correctamente. Correctamente, pero muy tarde. Hemos tenido un año lluvioso, más frío, con una primavera más larga, no muy calor en verano … Todo esto ha hecho que las brotaciones hayan sido más tardías ..

El mal tiempo ha llevado también enfermedades en las hojas. Las lluvias han llevado, sobre todo, mildiu, que ha afectado básicamente a la garnacha, una variedad muy sensible. El bochorno del verano y la humedad han llevado, también, oídio, que ha afectado sobre todo a la cariñena y al macabeo. Hay que decir que hemos tenido un ataque importante de ceniza durante todo el verano. Uno de los miedos que teníamos a principio de temporada era que la uva llegara podrido. La cenicienta bada el grano y por allí entran los hongos y entonces se pudre. Por suerte, en septiembre paró de llover y hacer calor, y esto hizo que se girara la tortilla. La campaña dio la vuelta y la calidad de la uva fue la deseada.

Aquí en Cornudella siempre somos los últimos en vendimiar de la D.O. Montsant, pero este año hemos ido más tarde que nunca precisamente por estas maduraciones más lenta de los frutos.

entrada 07-11-2013 -1

No empezamos a entrar el blanco hasta el jueves 10 de octubre. Comenzamos vendimiando las variedades blancas de macabeo, garnacha roja y «planta buena», que es una variedad local. La valoración que hacemos es muy positiva. La uva ha entrado bastante bien en cuanto a maduración. En estos momentos está terminando de fermentar y, por el poco calor que ha hecho, auguramos que nos dará vinos frescos y aromáticos.

La vendimia de los negros la empezamos una semana más tarde, concretamente el miércoles 16 de octubre. Primero empezamos entrando la uva de las zonas más bajas del pueblo, según maduración. Los grados que hemos conseguido al final han sido más altos de lo que pensábamos. Hemos conseguido más acidez que en añadas normales. Con los vinos tintos la maduración de las pieles debe ser la correcta. El estado de maduración del fruto ha sido el óptimo y esto repercutirá en la acidez de los vinos que obtendremos. Si bien es cierto que en las partes más altas del pueblo ha habido una mejor polinización, en las partes bajas ha habido una mala floración de la garnacha, una variedad muy sensible a la «Brima o escarriat» como lo conocemos aquí . Es por ello que este año hemos tenido una producción más baja de garnacha tinta.

Además, hay que decir que a mediados de octubre, y también en las zonas más bajas del pueblo, apareció el gusano de la uva, es decir, la Lobesia brotana. Se trata de un gusano que agujerea la uva y por culpa de estos agujeros, los hongos pueden dañarlo. Esto hizo acelerar la vendimia, nos hizo correr. Al final, la incidencia de esta plaga ha sido, sin embargo, minoritaria. No ha acabado influyendo en el estado sanitario del fruto.

entrada 07-11-2013 -3

Hemos terminado vendimiando las zonas más altas, que son las más tardías. El último día que entramos uva fue el martes 29 de octubre. La última finca vendimiada ha sido una finca de garnacha selección especial, de la que tenemos dos tinas de 1500 litros que están fermentando despacio debido a la alta graduación que tienen. Esperamos que no se paren!